19
Oct

Amref hace de intermediaria entre la Asociación de Ciegos de Etiopía y la ONCE

Desde el 17 de octubre y hasta el jueves 20, una delegación de representantes de la Asociación Nacional de Ciegos de Etiopía (ENAB, por sus siglas en inglés) visita las instalaciones de la ONCE con el objetivo de conocer el modelo de trabajo de la entidad e importar algunos de sus métodos a Etiopía, para potenciar así su fortalecimiento entre la sociedad etíope.

Se estima que Etiopía padece el mayor índice de ceguera evitable por número de habitantes del mundo (es evitable en un 87,4% de los casos), un número tan alto debido a la pobreza, la mala nutrición, el escaso acceso a agua potable y a la falta de acceso a una sanidad de calidad. La inmensa mayoría de personas ciegas en el país viven en la pobreza y en la marginalidad: sufren las barreras arquitectónicas de lugares poco adaptados, son estigmatizadas por el resto de la sociedad y, al no contar con un sistema laboral ni educativo adaptado, en muchos casos se ven obligados a la mendicidad.

En esta visidsc_0112ta, además, la ONCE va a donar material para facilitar el trabajo de la ENAB: bastones, material de lecto-escritura braille, juegos de mesa adaptados o balones de futbol sonoros. También donará una impresora en braille para imprimir material propio, y crear material especializado que se puede vender. El equipo visitante incluye a operarios que van a ser entrenados en el mantenimiento de dicha impresora y aprovecharán sus nuevos conocimientos para prestar servicios de mantenimiento a otras instituciones, como actividad generadora de ingresos para la ENAB.

La ENAB lleva desde 1960 trabajando para mejorar la situación de las personas invidentes en Etiopía. Busca dignificarles, hacer más fácil su día a día, eliminar el estigma social asociado a las personas invidentes y garantizarles el acceso a la educación. En su sede central, en Adis Abeba, convierten en libros en braille o en audio-libros la práctica totalidad de los libros de texto y otros materiales producidos por el Ministerio de Educación del país. Recibe pocas ayudas del gobierno, y se financia principalmente con la impresión de material en braille.

dsc_0123

Actualmente solo cuentan con una impresora, la Braillo 200, un modelo desfasado, que ya no se produce. La nueva impresora donada por la ONCE complementará el trabajo de la vieja aumentando la producción y asegurando más ingresos a la ENAB.

En Amref llevamos desde 1998 trabajando en Etiopía, por lo que conocemos bien la situación del país. En este caso hacemos de intermediarios entre las dos instituciones, apoyamos logísticamente la donación de material y aportamos a la ENAB equipos digitales de grabación de audio para modernizar su servicio de producción de audio-libros.

Post a Comment