20
Mar

Frenando el COVID19 en África

Trabajamos estrechamente con agentes de salud y gobierno para frenar el COVID19 en África subsahariana. Entre otras acciones:

Tenemos acceso a una red de voluntarios que realizan tareas de agentes de salud para frenar el COVID19

Implementamos estrategias de salud comunitaria y ampliamos el número de agentes de salud. Vamos a alcanzar 1,2 millones de agentes de salud voluntarios, cada cual de ellos llega a entre 20 y 30 hogares.

 

Tenemos capacidad para formar a nuevos voluntarios que hagan de agentes de salud.

Con la complicidad de los gobiernos nacionales, desarrollamos un plan para capacitarlos en educación comunitaria, promoción de la salud, detección de casos, rastreo de contactos y derivación, entre otros.

 

Tenemos capacidad tecnológica para formar a agentes de salud comunitarios.

Gracias a la plataforma tecnológica LEAP, usada durante años para la formación masiva de agentes de salud. El plan de estudios en COVID-19 se ha cargado en esta plataforma, de momento en Kenia y en Malawi. Se extenderá a más países y se va a lanzar para alcanzar a muchos agentes de salud en poco tiempo.

 

Recopilamos datos sobre el COVID19 mediante gestiones sanitarias en cada comunidad.

El COVID-19 es una nueva enfermedad con una epidemiología desconocida en el contexto africano que requiere la mayor recopilación de datos posible para su uso en el diseño de respuestas efectivas. Amref ya tiene años de experiencia en la recopilación de estos datos.

 

Somos un aliado técnico de la OMS en comunicaciones de emergencia y riesgo y gestión comunitaria.
Sabemos cómo diseñar mensajes para llegar a públicos diversos. Los agentes de salud llevan a las comunidades esos mensajes por medios digitales y tradicionales. En proyectos anteriores hemos desarrollado modelos para llegar a comunidades de diversos tipos, como los habitantes de barrios marginales o poblaciones nómadas. Estas comunidades tienen más dificultades para recibir servicios sanitarios, lo que supone un peligro en pandemias como COVID-19. Llegamos a esas comunidades y reporta a la OMS su situación sanitaria.

Nuestro programa de seguridad laboral en caso de COVID-19 garantiza la continuidad de las actividades económicas durante la fase de control y contención.

Tenemos un programa para garantizar que las economías no colapsen por las intervenciones para controlar COVID-19. Esto implica evaluación de riesgos en los lugares de trabajo y la creación conjunta de medidas de seguridad con los trabajadores para mantenerlos a salvo. Trabajamos con los propios gobiernos, bancos, supermercados, empresas de seguridad y otros proveedores de servicios esenciales para garantizar la continuidad de los servicios en entornos seguros.

 

Publica un comentario