25
Abr

La historia de una trabajadora sanitaria en Afar, Etiopía.

Rahma Salih, de 25 años, es una de las beneficiarias de nuestro programa de formación de matronas. Decidió estudiar ese programa porque sentía que debía ayudar a las mujeres de su comunidad a dar a luz, e intentar reducir así las altas tasas de mortalidad materno-infantil de su región.

Creció viendo cómo las mujeres embarazadas de su comunidad rechazaban ir a los puestos de salud para evitar cualquier contacto físico con los trabajadores sanitarios hombres durante el parto. “Aunque no sabía mucho sobre las consecuencias que puede tener para una mujer dar a luz sin asistencia sanitaria, me preocupaba que esa razón, entre otras cosas, fuese un impedimento para que las mujeres de mi comunidad no recibiesen servicios sanitarios”, comenta Rahma.

Rahma empezó a buscar oportunidades seguir con su educación y convertirse en una matrona. Descubrió así que Amref da ayuda financiera a jóvenes de áreas remotas como la suya para que estudien, en colaboración con la Oficina Regional de Salud en Afar. Rahma consiguió la beca y se pudo unir al Samara Health Science College, institución que trabaja codo con codo con Amref y que apoya el programa nacional de aumento de personal sanitario que ha impulsado el gobierno de Etiopía en la región.

Captura “Si no hubiese sido por Amref, mi sueño de convertirme en una matrona y servir a mi comunidad, especialmente a las mujeres, no se habría hecho realidad. Este es el éxito que nuestra región y Amref tienen que celebrar”, dice Rahma, que actualmente trabaja en el Hospital de Dubti, en Afar (Etiopía).

Rahma ha conseguido el conocimiento y las habilidades para asistir a una madre a punto de parir y ahora es capaz de enfrentarse a problemas relacionados con el embarazo y el parto. Amref ha estado mejorando los últimos 12 años junto a la Oficina Regional de Salud la salud maternal, neonatal e infantil y la formación a través del fortalecimiento de los sistemas sanitarios en la región. Se ha reforzado especialmente el personal sanitario, incorporando jóvenes matronas locales que conocen las comunidades desde dentro.

Post a Comment