Líderes africanos condenan el ‘apartheid de vacunas’ como un acto contra la humanidad

 

El pasado jueves se celebró la 76 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas a través de videoconferencia. Durante ella los líderes de numerosas naciones africanas criticaron el sistema de “apartheid de vacunas” que los países de altos ingresos y los gigantes farmacéuticos han creado al acumular dosis y negarse a compartir tecnología de fabricación clave con el resto de países (la mayoría de ellos de bajos ingresos), optando por dar prioridad a las ganancias y los derechos de patente antes que poner fin a la pandemia de coronavirus en todas las partes del mundo.

 

apartheid de vacunas

Foto: Leonardo Mangia

 

“Desafortunadamente, el lanzamiento mundial de la vacuna vuelve a señalar la desigualdad existente a nivel mundial”, dijo el presidente de Namibia, Hage Geingob, durante su discurso en la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Es una gran preocupación que la comunidad global no apoye los principios de solidaridad y cooperación para asegurar el acceso equitativo a las vacunas Covid-19.

 

Estamos ante un apartheid mundial de vacunas

 

El 82% de las dosis de vacunas del mundo han sido adquiridas por países ricos, mientras que menos del 1% han sido destinadas a países de bajos ingresos. Según los líderes africanos, “se ha dado la espalda a la humanidad”.

Hasta la fecha, solo el 3% de los 1.300 millones de habitantes de África ha sido completamente vacunado contra el coronavirus. Trabajadores de la Organización Mundial de la Salud advirtieron la semana pasada que África está en camino de recibir muchas menos dosis de vacunas este año de lo que realmente se esperaba. Este déficit ha sido atribuido a las «prohibiciones de exportación y al acaparamiento de vacunas«.

Al ritmo actual de vacunación, casi el 80% de las naciones africanas no alcanzarán el objetivo de la OMS. Este objetivo consiste en garantizar que al menos el 10% de la población de cada país esté vacunada contra el Covid-19 para finales de septiembre.

 

 

Alcanzar el objetivo de llegar al 70% de la vacunación mundial durante el próximo año, tal y como han propuesto diferentes países de altos ingresos, requerirá una entrega mucho más rápida de las donaciones prometidas. Además de otros pasos críticos, desde la transferencia de tecnología hasta las inversiones urgentes en la fabricación regional.

 

Los envíos de vacunas se tienen que multiplicar

 

La Oficina Regional de la OMS en África dijo el pasado jueves que para que el continente vacune al 70% de su población en el próximo septiembre, los envíos mensuales de vacunas deberán multiplicarse por siete.

Los líderes africanos dejaban claro que las acciones hablan mucho más que las palabras. Los países africanos necesitan fechas de entrega claras para poder planificar adecuadamente. Además, es necesario también el establecimiento de estructuras sólidas para garantizar que todas las promesas hechas se cumplan.

Sin una vacunación generalizada y otras medidas preventivas es probable que la cuarta ola del continente sea la más brutal hasta ahora.

 

 

Si tú también estas en contra del «apartheid de vacunas», colabora con nosotros.

Tu ayuda es fundamental.

Si puedes, apóyanos y súmate al movimiento por la salud de África. 

 

Publica un comentario