ODS 3 y salud materno infantil

 

ODS 3 y salud materno infantil

 

 

Con motivo del día de la madre en el mes de mayo, tenemos que hablar del Objetivo de Desarrollo Sostenible 3 (ODS 3)

Salud y Bienestar

Porque muchas de sus metas están relacionadas con la salud materno-infantil y en Amref trabajamos para conseguir esas metas.

 

 

 

 

 

El Objetivo nº3, ODS 3, busca:

 “Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades”

 

Entre las metas del ODS 3 están:

3.1 – Para 2030, reducir la tasa mundial de mortalidad materna

3.2 – Para 2030, poner fin a las muertes evitables de recién nacidos y de niños menores de 5 años

3.4 – Para 2030, reducir en un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles mediante la prevención y el tratamiento y promover la salud mental y el bienestar

3.7 -Para 2030, garantizar el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva

3.c -Aumentar sustancialmente la financiación de la salud y la contratación, el desarrollo, la capacitación y la retención del personal sanitario en los países en desarrollo

 

Informe de progreso del ODS 3

The Sustainable Development Goals Report-2020

 

 

Aunque se han hecho importantes avances en muchas áreas de salud, la tasa de progreso no es la suficiente para alcanzar la mayoría de las metas del Objetivo 3 en 2030.

 

En el último informe de progreso de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2020), sobre el ODS 3, Naciones Unidas advierte:

 

 

 

El COVID-19 podría revertir años de progreso en la reducción de las muertes maternas e infantiles a menos que se tomen medidas urgentes”

Según este informe, se ha avanzado en salud materna e infantil:

–  La tasa de mortalidad materna se redujo un 38% entre 2000 y 2017, un 2,9% cada año.

– También se siguen reduciendo las muertes infantiles prevenibles. La tasa de mortalidad para los menores de 5 años baja un 48% en el mismo periodo, 39 muertes por cada 1.000 nacidos vivos en 2018.

Pero se siguen dando cifras terribles:

–  Cada día, en 2017, morían aproximadamente 810 mujeres por causas relacionadas con el embarazo y el parto. Todas ellas, evitables.

El 86 % de estas muertes a nivel mundial sucedieron en África subsahariana y el sur de Asia.

–  Sólo en 2018 murieron unos 5,3 millones de niños antes de cumplir los 5 años y casi la mitad de esas muertes, es decir, 2,5 millones, se produjeron durante el primer mes de vida.

África subsahariana sigue siendo la región con la tasa de mortalidad de menores de 5 años más alta: en 2018, 1 de cada 13 niños murió antes de cumplir los 5 años. Eso es 16 veces más elevado que el promedio en los países de ingresos altos.

 

The Sustainable Development Goals Report-2020

Pero los  avances pueden verse en riesgo.

La pandemia de COVID-19 está causando estragos en los sistemas de salud de todo el mundo y amenaza los logros ya alcanzados.

Según un estudio de la revista The Lancet, en los países más empobrecidos, en los que las intervenciones en materia de salud se podrían ver reducidas en más de un 45%, se produciría un aumento del 44% en las muertes de menores de cinco años, y del 38% en las muertes maternas cada mes.

 

 

Esto son en 6 meses, 1.157.000 muertes infantiles adicionales y 56.700 muertes maternas adicionales.

 

“La tasa de embarazos no deseados podría dispararse si no se garantiza la continuidad de los suministros y servicios de planificación familiar”

A pesar de los avances en África subsahariana durante la última década, solo el 55,5% de las mujeres de la región que quieren evitar el embarazo utilizan anticonceptivos modernos.

El COVID-19 está provocando el cierre de los centros de salud y las interrupciones en la cadena de suministro están afectando a la disponibilidad de anticonceptivos en muchos lugares. Como resultado, es posible que decenas de millones de mujeres no puedan acceder a estos servicios,  lo que resultará en millones de embarazos no deseados.

 

“La crisis de COVID-19 ha interrumpido los esfuerzos de inmunización infantil a nivel mundial, con consecuencias potencialmente mortales”

Según datos de UNICEF, la interrupción de los servicios esenciales de vacunación infantil podría afectar a 80 millones de niños menores de 1 año.

Estos niños correrían el riesgo de contraer enfermedades como la difteria, el sarampión y la poliomielitis.

 

“La pandemia ha puesto de relieve la escasez de personal médico en todo el mundo, así como la pesada carga que pesa sobre las mujeres como personal de enfermería”

Más del 40% de los países tienen menos de 10 médicos por cada 10.000 habitantes; más del 55% de los países tienen menos de 40 enfermeros y comadronas por cada 10.000 personas.

Asegurar que todos los partos sean asistidos por personal sanitario cualificado es fundamental para reducir la mortalidad materna y neonatal.

A nivel mundial, los datos van mejorando, pero a pesar de este progreso, en zonas como el África subsahariana, sólo el 60% de todos los partos fueron asistidos por personal cualificado.

Además, se espera que el África subsahariana experimente un aumento del 15% en los nacimientos anuales entre 2019 y 2030. Suponiendo que la cobertura actual se mantenga igual, se estima que 17 millones de nacimientos en África subsahariana no serán atendidos por personal sanitario cualificado en 2030.

 

The Sustainable Development Goals Report-2020

 

“El mundo se está quedando corto en su promesa de cobertura sanitaria universal para 2030”

 

 

 

En 2017, aproximadamente, tan solo entre la tercera parte y la mitad de la población mundial disponía de una cobertura de servicios de salud esenciales.

De mantenerse las tendencias actuales, en 2030 únicamente estaría cubierto por esos servicios entre el 39 % y el 63 % de la población mundial.

 

La contribución de Amref al ODS 3

 

Aunque Naciones Unidas nos dice que va a ser muy difícil lograr las metas propuestas en el ODS 3, en Amref estamos trabajando para que esto no sea así, porque tenemos mucho que aportar para lograr este objetivo.

 

Nuestra creencia de que la salud es un derecho humano, impulsa todo lo que hacemos

 

Nos centramos en mejorar la salud en las comunidades africanas, promoviendo la capacidad y la participación de las personas para superar la brecha que existe entre las comunidades y el resto del sistema sanitario.

Nuestro objetivo es mejorar el acceso a una sanidad de calidad y lograr que la cobertura universal de salud en África sea una realidad en 2030. Para lograrlo nos apoyamos en tres ejes:

–  Fortalecemos los recursos humanos sanitarios: a través de la capacitación de trabajadores de salud de primera línea podremos garantizar un mayor acceso y disponibilidad de atención sanitaria.

Desarrollamos soluciones sostenibles e innovadoras que mejoran el acceso y la utilización de los servicios sanitarios preventivos, curativos y restaurativos de calidad.

Promovemos el aumento de las inversiones en salud para evitar el elevado coste que supone el acceso a la atención médica y que empuja a las personas a la pobreza.

Si quieres formar parte de este proyecto ¡colabora con nosotros!

 

Estas son algunas de nuestras historias:

 

 

ods 3- catherineODS 3 y salud materno infantil

ODS 3 y salud materno infantil

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Proyecto Cellal e Kisal: mejorando la salud materno-infantil en Senegal gracias a la tecnología

 

 

 

 

 

 

Proyecto financiado por la Junta de Castilla y León. Trabajamos en el área rural de Kolda, al Sur de Senegal. En esta zona, las comunidades están muy distanciadas unas de otras y también de los centros médicos. Los recursos hospitalarios y personal de matronas son muy limitados.

Qué estamos haciendo:

– Ponemos en marcha una plataforma de diagnóstico, seguimiento y control pre y posnatal.

– Las pacientes reciben en sus teléfonos móviles resultados de pruebas médicas, avisos o citas de seguimiento.

– Dotamos puestos de salud con teléfonos, tabletas y una maleta de telemedicina para poder realizar pruebas diagnósticas y ecografías en los hogares

Apoyándonos en la tecnología hemos conseguido:

Llegar a más mujeres y niños en Kolda. Que sólo deberán desplazarse al hospital en los casos en los que sea necesario, recibiendo seguimiento en sus casas.

20 centros de salud con teléfonos conectados a la plataforma, tabletas digitales y una maleta de telemedicina (ultrasonidos, análisis de sangre, tensiómetro…).

6.900 embarazos atendidos.

31.000 niños de 0 a 5 años registrados y supervisados anualmente a través del sistema.

761 mujeres sometidas a pruebas de cáncer de cuello de útero y 64 tratadas por lesiones precancerosas.

 

Más información sobre este proyecto

 

 

Contamos contigo para seguir adelante y lograr el cambio de salud duradero y sostenible en África

 

Publica un comentario