Protegiendo a las madres y los recién nacidos

 

Durante los meses posteriores a que se registrara el primer caso de coronavirus en Malawi, los trabajadores sanitarios, que no disponían de equipos de protección personal adecuados, temían contraer el virus. A menudo eran estigmatizados por la población: la gente tenía miedo de contagiarse si mantenía contacto con el personal sanitario.

 

protegiendo a las madres

 

La experiencia de Margret Tulisha no fue diferente. Trabaja como auxiliar de matrona comunitaria, en el centro de salud de Lulanga, en el distrito de Mangochi. Margret no dejó que estos problemas afectaran a su trabajo, algo común entre muchos trabajadores sanitarios, especialmente los de la profesión de enfermería, que consideran que la suya es una «vocación». Ella continuó trabajando para proteger a las madres y a los recién nacidos.

 

Proyectos para el equipamiento de los centros de salud

 

Desde que comenzó la pandemia, Amref ha entregado más de 40.000 equipos de protección a profesionales sanitarios en primera linea (EPIs)

 

Cuando Amref Health África, a través del proyecto de respuesta frente a la Covid-19, “Actúa rápido para frenar el virus”, y con el apoyo financiero del Gobierno de Canadá, instaló puntos de lavado de manos en su centro de salud, se sintió más segura, no sólo por ella sino también por las mujeres a las que ayuda en el área de maternidad y a sus recién nacidos.

 

Hasta la fecha, Amref ha llegado a más de 400.000 personas en reparto de gel hidro-alcohólico, jabón y agua segura en campos de refugiados y asentamientos informales.

 

 «Estas instalaciones nos ayudarán mucho. Animamos a las mujeres a que se laven las manos y se pongan mascarillas mientras las asistimos, para que no contraigan el coronavirus. Estos puntos de lavado son particularmente efectivos porque permiten lavar las manos sin contacto, lo que significa que las mujeres están protegidas de las infecciones», dice Margret.

 

Ayúdanos a proteger a las madres y los recién nacidos

 

Amref trabaja con las comunidades en tareas de sensibilización e información sobre la importancia de la higiene del lavado de manos.

 

Para ayudar a prevenir la transmisión de la COVID-19, el proyecto de extensión del CAIA-MNCM está proporcionando a los centros de salud puntos de lavado de manos, al mismo tiempo que trabaja con las comunidades en labores de sensibilización acerca de las medidas para frenar la propagación del virus, como es el uso de mascarillas y el mantenimiento de la distancia física.

Hasta ahora se han beneficiado 60 centros de salud. El proyecto también ha instalado puntos de lavado de manos en los accesos de entrada a los mercados. Se prevé que estas medidas ayuden a aplanar la curva y a frenar la propagación del coronavirus en Malawi.

 

La respuesta de Amref al COVID-19

 

Desde que la OMS declaró la COVID-19 como pandemia, el equipo multidisciplinar y multinacional de Amref se puso a trabajar conjuntamente para frenar su propagación. Trabajamos con personal sanitario esencial en primera línea.

Desarrollamos 14 proyectos frente a la COVID-19 en 8 países que han beneficiado a 1.3 millones de personas.

Hemos conseguido formar a 100.000 profesionales sanitarios y agentes de salud que son capaces de identificar y prevenir los casos de COVID-19.

Se han realizado más de 5.000 tests de COVID-19 en nuestros laboratorios de Kenia y Etiopía.

 

Hoy avanzamos en la respuesta de la vacunación para combatir la pandemia en Etiopía, Uganda, Malawi, Zambia y Kenia, colaborando con los gobiernos en la gestión de su distribución, conservación y administración por el personal sanitario, informando y sensibilizando a la población sobre su importancia y, en definitiva, impulsando todas aquellas políticas que favorezcan una distribución equitativa de las vacunas a nivel mundial.

 

Este virus lo paramos entre todos. Ayúdanos a conseguirlo

 

 

 

Publica un comentario