Sobre el COVID y la violencia contra la mujer

 

En África, la crisis del COVID-19 ha aumentado la violencia contra mujeres y niñas de diferentes maneras. Esta situación hace que sea más necesario que nunca reforzar la formación sobre el COVID y la violencia contra la mujer.

 

 

Mickason Nzava, pastor de la Autoridad Tradicional de Ngowe, en Chikwawa (Malawi), siempre se ha sentido motivado cuando ve a sus feligreses practicar lo que enseña; para él, esa es la esencia de «hacer discípulos”.

 

 

Durante la pandemia de coronavirus han aumentado los casos de violencia contra las mujeres y niñas en Malawi.

El Gobierno de Canadá a través de Global Affairs Canada, está financiando programas de formación sobre el COVID-19 en los que también se abordan otras consecuencias derivadas de la pandemia como la violencia contra la mujer y los abusos de los derechos humanos.

Después de asistir a esta formación, Mickason Nzava estaba decidido a «ir y enseñar a otros«.

«Hay ciertas cosas que habíamos normalizado como parte de nuestra cultura, pero en la formación aprendimos que en esencia son cuestiones de derechos humanos. Por ejemplo, que una niña que se queda embarazada se vea obligada a contraer un matrimonio precoz o que se ejerza violencia contra las mujeres».

«Ya me he reunido con algunas familias para tratar estos temas”.

«Una familia, por ejemplo, quería que su hija se casara cuando se quedara embarazada. Después de explicarles cómo afectaría esto a la niña en el futuro, aceptaron que la niña volviera a la escuela después del parto».

 

Estamos viendo algunos cambios, especialmente cuando existe colaboración con los líderes religiosos y tradicionales.

 

«Les enseñamos aquí los domingos, pero en los hogares los jefes también refuerzan los mensajes».

 

Los jefes, los trabajadores de protección de la infancia, la policía comunitaria, los líderes religiosos y otros representantes comunitarios son fundamentales para que los mensajes sobre COVID-19 sean aceptados en las comunidades, y para desafiar las normas socioculturales que perpetúan la violencia contra las mujeres y niñas.

 

Nuestra acción contra el COVID-19 en África

 

Desde que comenzara la pandemia de COVID-19 hemos trabajado en diversos frentes para frenar el virus en África.

Además de los programas de formación y concienciación, dirigidos bien a profesionales sanitarios y agentes de salud, así como a líderes comunitarios, trabajamos en otras áreas para acabar con el virus.

 

¿Qué hemos conseguido hasta ahora?

–  A comienzos de marzo hicimos posible la llegada de las primeras dosis de vacunas a Kenia por Amref Flying doctors. Hoy trabajamos también en la respuesta de vacunación de la COVID-19 en Etiopía, Uganda, Malawi, Zambia y Kenia

–  14 proyectos de COVID-19 en 8 países y 1.3 millones de personas beneficiadas.

–  Reparto de gel hidroalcohólico, jabón y agua segura en campos de refugiados y asentamientos informales. Más de 400.000 personas alcanzadas.

–  100.000 profesionales sanitarios y agentes de salud formados en identificación y prevención de casos de COVID-19.

–  40.000 EPIs entregados a profesionales sanitarios en primera línea.

–  5.000 test de COVID-19 en nuestros laboratorios de Kenia y de Etiopía.

 

Trabajamos por un cambio duradero en África

 

Súmate al cambio

Publica un comentario