22
Oct

Una matrona es la vida.

 

La sección “Planeta Futuro”, de la versión digital del diario El País, ha publicado un reportaje del periodista especializado en África Chema Caballero sobre el trabajo de Amref Flying Doctors formando matronas en Sudán del Sur, y cómo estas profesionales cambian la vida de las mujeres de su entorno.

La república de Sudán del Sur no sólo es el país más joven del mundo: es también el que tiene la mayor tasa de mortalidad materna del planeta – 2.054 muertes por cada 100.000 bebés nacidos vivos.

Las matronas formadas por Amref que ejercen su profesión en Maridi no ocultan su indignación por las altas tasas de mortalidad materna que registra la zona. Aunque cada vez son más las mujeres que acuden al hospital y a los centros de salud para revisiones y partos, las muertes siguen siendo muchas. Ellas lo atribuyen a dos causas, principalmente.

La primera es la gran distancia que separa a las mujeres de los centros sanitarios, por lo que cuando les llega el momento del parto no tienen tiempo suficiente para llegar hasta ellos y se ven obligadas a dar a luz en sus casas con la ayuda de parteras tradicionales muchas de las cuales no guardan la higiene debida o aplican, ante las complicaciones, métodos ancestrales que en la mayoría de las veces se manifiestan mortales para la madre y el niño.

La segunda es la oposición, que detectan en la población en general, a usar métodos de planificación familiar.

 

Post a Comment