913102786
Noticias archivos - Amref Salud África

NO MÁS VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

No mas violencia

Foto: Steve Kagia

 

La violencia contra la mujer toma numerosas formas: la agresión física, la violencia de género, los embarazos adolescentes, la mutilación genital femenina o el matrimonio infantil. En África, la crisis de la COVID-19 ha aumentado la violencia contra mujeres y niñas de diferentes maneras.

 

Matrimonio infantil y embarazo adolescente

 

Las tasas de matrimonio infantil en Malawi se encuentran entre las más altas del mundo y, al igual que en otros países como Tanzania, los embarazos adolescentes son muy comunes. Como resultado, muchas niñas abandonan la escuela prematuramente, viéndose atrapadas en un ciclo de pobreza.

Durante la última década, se terminó la educación de 50.000 niñas cuando fueron expulsadas de la escuela por quedarse embarazadas. Muchas niñas se quedan embarazadas a los 10 años y, aunque la educación primaria gratuita y el acceso a la educación secundaria es un derecho, una gran cantidad de factores legales y culturales impiden la realización de este derecho en el caso de las niñas que se quedan embarazadas. Además, esta situación de vulnerabilidad se ve reforzada por prácticas tradicionales nocivas como la MGF y el matrimonio infantil forzado.

 

La falta de una educación sexual de calidad y la existencia de unos servicios de salud deficientes ponen en riesgo el futuro de miles de niñas y mujeres.

Para abordar esto, desde 2017 Amref Health Africa ha estado trabajando en los distritos de Mangochi y Machinga (Malawi), para ayudar a los jóvenes a acceder a una educación integral en salud y derechos sexuales y reproductivos.

 

Nuestro objetivo es llegar a más de 14.000 jóvenes en 2021. Recibirán conocimientos vitales sobre temas como la anticoncepción, el embarazo adolescente, los derechos reproductivos y el desarrollo personal.

 

COVID-19 y Mutilación Genital Femenina

 

Muchas mujeres y niñas africanas han sido víctimas de la MGF, causándoles graves problemas físicos, psicológicos y sociales. Las mujeres embarazadas a menudo desarrollan complicaciones durante el parto y, muchas de ellas no consiguen sobrevivir. En muchos países, las niñas suelen ser circuncidadas a una edad muy temprana, a veces incluso al nacer. La MGF se presenta como una tradición milenaria que se ha practicado durante años. Las niñas que se circuncidan abandonan la escuela, se casan y quedan embarazadas a una edad muy temprana. De esta forma, sus perspectivas de futuro están disminuyendo enormemente.

 

Después de décadas de progreso en la reducción del número de niñas y mujeres jóvenes sometidas a la MGF, no hay duda de que la pandemia de COVID-19 ha hecho retroceder el movimiento.

La UNFPA calculó que durante la próxima década podrían darse otros dos millones de casos más de MGF, sumándose así a los tres millones de niñas que ya se estima que corren el riesgo de ser víctimas cada año en el continente africano.

 

Algunas encuestas en de Kenia muestran un gran aumento de casos de MGF desde la llegada del virus, revirtiendo la visible tendencia decreciente de antes de la pandemia. Según los encuestados, las principales causas de este aumento fueron el cierre de las escuelas (50%) y que las personas se quedaran en casa, incluidas las víctimas potenciales (20%). Otra causa ha sido la falta de acceso a la justicia debido al funcionamiento restringido de los tribunales y las restricciones que han interrumpido la actividad de las ONGs.

 

Aumento de la violencia contra mujeres y niñas

 

En el caso de Tanzania, la pobreza que ha generado la falta de turismo, el paro y el sentimiento de vergüenza aumentan los casos de alcoholismo entre los padres de familia. Esto deriva en que las mujeres y niñas tienen que aguantar golpes, castigos y violaciones, obligando a muchas de ellas a huir de casa para proteger su vida.

 

En Etiopía, en la región de Amhara, sólo en los primeros meses de la llegada del virus, unas 700 niñas fueron casadas. El cierre de las escuelas ha hecho desaparecer uno de los lugares más seguros para muchas niñas, frenando también el acceso a información y educación sobre sexo, matrimonio y sus derechos. Además, muchas familias han tenido dificultades económicas debido a la COVID-19, forzando a las niñas trabajo infantil y disminuyendo las probabilidades de que vuelvan a las escuelas una vez reabiertas.

 

Ninas en la escuela

Foto: Zacharias Abubeker

 

En Amref queremos no más violencia contra la mujer

 

A pesar de las dificultades, Amref ha conseguido mantenerse visible gracias a la difusión de mensajes de sensibilización en radios locales, visitas puerta a puerta -con medidas de seguridad-, y sesiones informativas con los trabajadores sanitarios. Además, se ha reforzado la colaboración entre Amref y el gobierno local para detener estas prácticas nocivas. Por su parte, las redes sociales se han convertido en una herramienta poderosa para llegar a muchas personas.

 

Para contrarrestar estos efectos, estas intervenciones deberían integrarse en los planes de crisis y de recuperación nacionales, así como en programas más amplios de violencia de género, salud y desarrollo. Además, para que el cambio sea duradero y sostenible, este debe ser dirigido desde dentro e involucrar a toda la comunidad. Por otro lado, es necesario asegurar que los servicios para supervivientes y niñas y mujeres en riesgo de MGF sean considerados «esenciales« para que puedan seguir funcionando durante una pandemia u otras emergencias.

 

¿Quieres colaborar para que sea posible este cambio?

26
Feb

Salud y bienestar gracias a la e-salud

La Junta de Castilla y León da la mano a Amref Salud África en su lucha por el derecho a la salud. Fruto de esa colaboración se pone en marcha en 2019 el proyecto de e-salud Cellal e Kisal, que significa “salud y bienestar”. Su objetivo es mejorar los servicios de salud materna y neonatal en uno de los rincones más inaccesibles de Senegal: la región rural y remota de Kolda. Garantiza así el derecho a la salud de las mujeres y los niños y niñas de la zona.

 

¿Qué significa e-salud?

La e-salud es el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) para mejorar los servicios sanitarios. Es barata y llega a los rincones inaccesibles y las poblaciones remotas. Así, permite que todas las personas, sin importar la zona en la que vivan, tengan un acceso mejor y más fácil a servicios sanitarios de calidad. Gracias a la e-salud, se consigue una mejor sanidad y bienestar.

Gilles Oger Salud y Bienestar

¿Por qué en Senegal?

La zona rural de Kolda tiene una de las cifras más bajas de personal sanitario del África subsahariana. En la región hay 1 médico por cada 32.000 habitantes y una enfermera por cada 6.600. La OMS establece que, para garantizar unos buenos servicios sanitarios, como mínimo debe haber 1 médico por cada 10.000 habitantes y una enfermera por cada 3.000 personas.

Las cifras hablan por sí solas si además lo comparamos con la media europea, donde hay 34 médicos por 10.000 habitantes y 123 enfermeras por 10.000 habitantes. La situación es crítica, además, por la notable desigualdad de género que existe y que repercute negativamente en la salud de las mujeres:

El 67% de las mujeres entre 15 y 49 años tiene enormes dificultades para recibir atención médica.

– El 46% de la población cree aceptable que un hombre golpee a su mujer y un 7% de las mujeres han sufrido violencia física durante sus embarazos.

Amref trabaja para mejorar la capacidad de los servicios sanitarios y eliminar la desigualdad de género a través de la promoción del derecho a la salud. Con tu apoyo evitamos muchas muertes y complicaciones sanitarias de mujeres y niños que carecen de atención sanitaria.

 

Salud y bienestar gracias a la e-salud

El proyecto “Cellal e Kisal” incorpora una plataforma de diagnóstico, seguimiento y control pre y posnatal para mujeres embarazadas y madres de la región.

Dotamos a los puestos de salud con teléfonos inteligentes, tabletas y una maleta de telemedicina para las pruebas ginecológicas:

  • Las pacientes se registran en la plataforma y reciben en sus teléfonos móviles resultados de pruebas médicas, avisos o citas de seguimiento.
  • La maleta de telemedicina ha supuesto un avance fundamental al permitir realizar ecografías a las mujeres embarazadas. Sin ella, las mujeres no podían realizarse ninguna prueba durante los nueve meses de embarazo. El personal sanitario local puede transportarla fácilmente a los diversos hogares o puestos de salud.

Para complementar el reparto de material sanitario y garantizar su buen uso, el proyecto incluye formaciones online especializadas para el personal sanitario y los agentes de salud, lo que implica una mejora notable en la calidad de su trabajo.

Gilles Oger salud y bienestar

Amref lleva más de 60 años preparando a profesionales de salud e impulsando su formación

Uno de los motivos fundamentales de la escasez de trabajadores sanitarios en África subsahariana es el bajo número de escuelas de medicina y enfermería. La OMS estima que se requieren 600 escuelas adicionales (actualmente hay tan sólo 134 escuelas de medicina y 51 escuelas de salud pública), para reducir la carencia de personal sanitario.

  • Entre 2011 y 2015 hemos formado a más de 700.000 trabajadores de la salud en África mediante el uso de métodos tradicionales y basados en la tecnología (eLearning y mLearning).
  • Solo en 2019 formamos a 42.000 trabajadores sanitarios.

A través de la teleformación, Amref ha logrado mejorar las habilidades de 1.500 enfermeras y parteras en Senegal. Contar contigo es asegurarles el derecho a la salud. Únete a nuestro a trabajo.


NO A LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA

 

No a la mutilación genital femenina

 

En febrero se celebra el Día Internacional de Tolerancia Cero frente a la Mutilación Genital Femenina. Te contamos cómo luchamos para erradicar esta práctica.

 

¿Qué es la Mutilación Genital Femenina (MGF)?

 

Es la escisión total o parcial de los órganos genitales externos femeninos por motivos no médicos. Es reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas. Cuando una niña es sometida a la mutilación genital, su futuro cambia para siempre.

En los países del noreste de África (Egipto, Eritrea, Etiopía y Sudán) la MGF se practica en entre un 80% y un 97% de mujeres. En África Oriental (Kenia y Tanzania) varía del 18% al 38%. En las últimas décadas, más de 200 millones de mujeres y niñas han sido objeto de la mutilación genital femenina en todo el mundo, según la UNFPA

 

Fíjate en este dato:

Etiopía es un país comprometido desde 2005 con la eliminación de la práctica de la Mutilación Genital Femenina a través de medidas legales y programáticas. Penaliza la práctica en su Código Penal y, sin embargo, el 65% de las mujeres de entre 15 y 49 han sufrido la mutilación genital femenina, según la Encuesta de Salud Demográfica de Etiopía (2016).

 

¿Qué significa esto?

Lamentablemente, hay un gran desconocimiento acerca de esta prohibición. El peso de la tradición y del simbolismo es enorme e impone esta práctica a las niñas y mujeres africanas. En Afar, al nordeste del país, donde trabajamos con un proyecto anti mutilación genital femenina, una proporción significativa de madres (71%) apoya su continuidad y la perciben como una ventaja.

 

La Covid-19, el peor enemigo en la lucha contra la mutilación genital femenina

 

La situación pandémica se complica aún más en países en desarrollo. El cierre de las escuelas implica que muchas no volverán a clase. La pérdida de ingresos en los hogares empuja a las familias a casar a las niñas como estrategia de supervivencia. Esto provoca el aumento de los casos de mutilación genital, de matrimonios infantiles forzados y de embarazos adolescentes.

La proyección del UNFPA nos alerta de que la pandemia tendrá un impacto enorme en la MGF, provocando hasta 2 millones de nuevos casos durante la próxima década.

 

Amref Salud África, organización clave para acabar con la mutilación genital femenina

 

Porque sabemos que solo trabajando con toda la comunidad podremos lograr un cambio. Nos centramos en la movilización social, generando conocimiento sobre las causas y consecuencias de la práctica, cómo eliminarla y cómo cuidar a quienes la han experimentado.

Nuestro trabajo se ha visto muy afectado por las restricciones y el confinamiento provocado por la Covid-19. Ante este reto, y para poder llegar a los hogares incluso ahora, realizamos programas de radio e instalamos puntos de información, además de utilizar plataformas digitales y redes sociales para involucrar a las comunidades urbanas en el diálogo.

 

En Amref imaginamos un continente sin Mutilación Genital Femenina, donde las niñas puedan continuar su educación y convertirse en las mujeres que quieran ser. Únete a nuestro a trabajo.

 

No a la mutilación genital femenina

 

El trabajo de Amref España en Etiopía

 

Amref España desarrolla desde febrero de 2020 un proyecto anti mutilación genital femenina en Afar, una comunidad semi-nómada y pastoralista de Etiopía. Subvencionado por la AECID, tiene una duración de dos años y su objetivo es el de lograr el reconocimiento individual, comunitario y gubernamental de la mutilación genital femenina como una violación de los derechos humanos de mujeres y niñas. Se trabaja junto a los líderes comunitarios, parteras tradicionales, autoridades regionales y clubs escolares.

En julio de 2020 realizamos un estudio en la región cuyos resultados nos muestran la dificultad de cambiar una costumbre tan arraigada:

  • La edad más común para la circuncisión es alrededor de 1 año. El 90% de las niñas la han sufrido.
  • Se realizan en un contexto oculto, lo que dificulta su denuncia. Además de la ley, es necesario cambiar ciertas normas sociales profundamente arraigadas.
  • Muchas parteras y practicantes utilizan la mutilación genital femenina como fuente de ingresos económicos, denunciarlas sería privarlas de su medio de vida.
  • Más de la mitad de las participantes no tuvieron ningún servicio de asesoramiento y apoyo psicológico después de sufrirla.
  • En general, el estudio mostró que cuanto más elevada es la educación de la madre, menores son las posibilidades de que sus hijas sean circuncidadas.

 

Con este proyecto vamos a proteger a más de 8.000 niñas de esta práctica.

Contar con tu apoyo es un paso más en la batalla contra la mutilación genital femenina. Ayúdanos a protegerlas.


Contra la mutilación genital femenina: un lugar seguro

 

 

“Soy Nice, tengo 30 años. A los 9 hui de mi aldea en Kenia para escapar de la mutilación genital femenina. Ahora lucho por que todas las chicas se conviertan en la mujer de sus sueños… como hice yo”.

Nice Nailantei Leng’ete trabaja para Amref ofreciendo contra la mutilación genital femenina y ha sido reconocida como una de las 100 mujeres más influyentes del mundo por la revista Time (2018) por su lucha en la defensa de la mujer africana y contra esta práctica dañina.

 

Datos y cifras

 

La Organización Mundial de la Salud define la mutilación genital femenina como “La resección parcial o total de los genitales externos femeninos, así como otras lesiones de los mismos por motivos no médicos”.

Y nos da algunos datos y cifras:

  • Más de 200 millones de mujeres y niñas han sido objeto de la mutilación genital femenina.
  • Cada año más de tres millones de niñas corren el riesgo de sufrirla.
  • Pueden producir hemorragias graves y problemas urinarios, quistes, infecciones, complicaciones del parto y aumento del riesgo de muerte del recién nacido.

La mutilación genital femenina es reconocida como una violación grave de los derechos humanos, la salud y la integridad de las mujeres y las niñas.

La COVID-19 ha aumentado los casos. Necesitamos reforzar los programas contra la mutilación genital femenina. Necesitamos tú apoyo. #NiñasSinMiedo.

 

Un cambio en la comunidad

 

En algunas comunidades africanas esta práctica se considera un rito de paso de niña a mujer, un indicador de fuerza y honor o una obligación religiosa. En las comunidades masái y samburu, de Kenia y Tanzania está ligada a encontrar esposo.

Trabajamos contra esta práctica con ritos de paso alternativos que respetan los valores culturales.

Hasta la fecha, 20.000 niñas han evitado su mutilación genital femenina gracias a los ritos de paso alternativos. Además, producen cambios duraderos.  Muchas mujeres ahora son conscientes de que pueden ser agentes de cambio y sus hijas, nietas y bisnietas tendrán la misma conciencia.

No es un cambio que se pueda hacer de la noche a la mañana, pero es un proceso que puede transformar el futuro de generaciones y comunidades enteras.

Contra la mutilación genital femenina la educación es clave.

 

Nice Place: un lugar seguro

 

El proyecto ‘Nice Place’ nació de esta necesidad. Es un lugar seguro donde las niñas puedan refugiarse cuando sean amenazadas por esta práctica.

Funcionará como un centro de refugio y una academia. Las niñas recibirán formación en estrategias de vida, liderazgo y habilidades emprendedoras, lo que les permitirá independizarse.

La Academia acogerá a 50 niñas cada año, mientras que el Centro estará abierto a todos los niños, niñas o mujeres que necesiten protección.

A pesar de los contratiempos debidos a la COVID-19, el trabajo avanza: en unos meses se inaugurará.

Con 9 años me manifesté contra la mutilación genital femenina. Hoy, cada vez que vuelvo al pueblo donde crecí sé que tengo una misión: luchar para que cada niña pueda convertirse en la mujer de sus sueños. Tal como hice yo.

Hace unos años heredé el terreno en el que está a punto de nacer “Nice Place”. Inmediatamente comencé a planificar el proyecto.

 Apoya el trabajo de líderes locales como Nice. Súmate a #NiñasSinMiedo.

 

El Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5 busca lograr la igualdad de género. Está en contra de la mutilación genital femenina y el matrimonio infantil.

Con esta filosofía el 6 de febrero se conmemora el Día Internacional de Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina, para dirigir los esfuerzos para la eliminación de esta práctica.

En Amref seguiremos trabajando con personas como Nice para erradicar estas prácticas y contribuir a hacer el mundo que queremos.


Evitamos la mutilación genital femenina de 2.000 niñas

Éxito contra la mutilación genital femenina en Tanzania

Foto: Adrian Mgaya

En los últimos cinco años Amref Tanzania ha podido evitar la mutilación genital femenina a más de 2000 niñas masáis. También ha transformado los ritos tradicionales que promueven la mutilación genital femenina y el matrimonio precoz. Así, muchas niñas se verán libres de matrimonios precoces, embarazos prematuros y complicaciones médicas.

 

Éxito en Tanzania contra la mutilación genital femenina

 

Gracias al apoyo de Amref Tanzania, y en colaboración con el gobierno local, las mujeres mayores que practican la mutilación genital femenina encuentran trabajos alternativos.

«Hemos renunciado a esta práctica tradicional que afectaba a las niñas masái que a menudo sufrían dolor extremo y otras complicaciones de salud. Ahora trabajamos en un proyecto de cría de cabras para ganarnos la vida«, dijo la Sra. Maria Simba, antigua practicante de mutilación genital femenina.

Además de ser una práctica masái, es una forma de ganarse la vida.

«Además de educarnos y concienciarnos para evitar la mutilación genital femenina, en 2017 Amref nos regaló 22 cabras que estamos manteniendo para ganarnos la vida.»

 

Tú puedes formar parte del cambio y promover la educación y los derechos de género de las niñas y adolescentes africanos. Únete a #NiñasSinMiedo.

 

La directora del proyecto en Tanzania, la doctora Aisha Byanaku, afirma que durante estos cinco años miles de niñas han podido evitar mutilación genital femenina después de que las mujeres masái fueran concienciadas sobre sus efectos secundarios y se formaran en trabajos alternativos.

«En 2017 Les dimos 22 cabras lecheras y de carne. Ahora han aumentado a 64. Esto ha facilitado en gran medida la concienciación pública sobre los efectos adversos de la mutilación genital femenina en las niñas y su futuro».

 

La Doctora Byanaku ha añadido que las niñas rescatadas tendrán además la oportunidad de ir a la escuela en lugar de ser dadas en matrimonio.

 

Promoviendo ritos de paso alternativos contra la mutilación genital femenina

 

En otra zona de Tanzania también estamos promoviendo ritos de paso alternativos en las comunidades nómadas locales:

«El proyecto se inició en 2016, proporcionando a las niñas y mujeres conocimientos sobre salud, derechos sexuales y reproductivos»

«También construye letrinas y sistemas de recogida de agua de lluvia en escuelas, centros de salud y mercados.”

 

Sólo en 2020, 450 niñas realizaron un rito de paso alternativo, que mantienen la celebración cultural de la transición de las niñas a mujer pero eliminan las prácticas dañinas. Así, se salvan de la mutilación genital femenina.

 

«Como comunidad cristiana masái, estamos en contra de la mutilación genital femenina y seremos los mejores embajadores para acabar con ella porque no está en las Escrituras. He leído la Biblia y ningún versículo promueve esto», afirma Joseph Moseka, líder religioso local.

 

Estos proyectos ya han acabado, pero nuestro trabajo continúa.

La pandemia de COVID-19 está agravando la situación. Los programas de prevención se están limitando, las escuelas han cerrado durante meses y la crisis económica estimula nuevos matrimonios precoces, que se utilizan como negociación entre las niñas y bienes y servicios.

 

En Amref Salud África seguiremos trabajando. Tenemos un papel muy importante para salvar de la mutilación genital femenina. 

Necesitamos apoyos de personas como tú para replicar este modelo exitoso.


Contra la mutilación genital femenina en Kenia.

Raquel, contra la mutilación genital femenina en Kenia

Rachel lucha con Amref contra la mutilación genital femenina en Kenia. “Soy una modelo a seguir para las niñas porque ven que una de ellas fue a la universidad, obtuvo un buen título, se gana la vida honestamente y es independiente. Esto les da la inspiración y el poder para hacer lo mismo y creer en sí mismas.”

 Soy Rachel, tengo 23 años y soy del condado de Kaijado, Kenia. Soy una chica masái y estoy orgullosa,  de lo que no estoy orgullosa es de que se siga practicando la mutilación genital femenina. Por eso, utilizo mi voz para generar un cambio como joven activista contra la mutilación genital femenina.

Soy afortunada y yo no la sufrí. Pero esto me convirtió en blanco de acoso y estigma. Sabía que mi vida sería diferente, en el buen sentido, en comparación con otras niñas de mi comunidad, porque mis padres nunca quisieron que me sometiera a la mutilación. Pude terminar la escuela, ir a la universidad y obtener mi título en Comunicación y Relaciones Públicas y ahora a los 23 años estoy trabajando para convertirme en la mujer de mis sueños. Pero este camino nunca ha sido fácil.

¿Cuál es tu motivación para hacer este trabajo?

Mis padres sabían de los peligros de la mutilación genital femenina y querían que fuera a la universidad, consiguiera un buen trabajo y pudiera cuidarme económicamente sin depender de nadie. Vimos que en mi comunidad las niñas sufrían mutilación y luego abandonaban la escuela y se casaban. Mi comunidad no me aceptó por no haber pasado por la mutilación. Me intimidaron, me insultaron y me estigmatizaron. Fue realmente duro para mí, incluso llegué a pedir a mis padres que sometieran a la mutilación. Porque ya no podía soportar el acoso.

Por suerte, mis padres seguían diciendo que el corte era malo para mí y me convencieron para seguir con mis estudios. Y estoy tan feliz de que lo hayan hecho. Ahora uso mi historia para convencer a otras chicas y así es como evito que las sometan a la mutilación genital femenina.

Gracias al apoyo de gente como tú, Amref ha salvado a 20.000 niñas como Rachel de la mutilación, que hoy no tienen miedo. Súmate al movimiento.

¿Cómo conociste a Amref?

En el campus de mi escuela había diferentes tertulias y reuniones y de niña podías registrarte para hablar frente a la gente. Me gustó mucho usar el escenario y mi voz para abordar varios temas. Compartía historias sobre ser niña, nuestros derechos y también sobre la mutilación genital femenina. Les conté mi historia, que nunca pasé por la mutilación genital femenina y que mi comunidad me acosaba por eso. Los otros estudiantes encontraron mi historia muy empoderadora y me eligieron como su líder juvenil y ahí fue donde conocí a Amref. Ahora trabajo como campeona panafricana de contra la mutilación genital femenina.

¿En qué consiste tu trabajo contra la mutilación genital femenina?

Como campeona, actúo como mentora de las jóvenes de mi comunidad. Durante el rito de paso alternativo, capacito a niños y niñas sobre sus derechos, su sexualidad y cómo funcionan sus cuerpos. Reciben capacitación en habilidades para la vida y aprenden a hablar en público, lo cual me parece muy importante. Siempre comparto mi historia y les animo a terminar la escuela. Como vengo de la misma comunidad, me entienden y aceptan mis palabras. Soy una modelo a seguir para las niñas porque ven que una de ellas fue a la universidad, obtuvo un buen título, se gana la vida honestamente y es independiente. Esto les da la inspiración y el poder para hacer lo mismo y creer en sí mismas.

Si puedes, haz un donativo para que más niñas puedan escribir su propio futuro.

¿Cómo ha afectado el COVID-19 a tu lucha?

La pandemia realmente nos ha hecho retroceder. No podíamos reunirnos con la gente y seguir en contacto. Solía ​​organizar foros donde podía hablar e informar sobre la mutilación genital femenina, el matrimonio infantil forzoso o el embarazo adolescente. Me preocupaba mucho que si nos quedábamos en silencio muchas niñas sufrirían por los efectos de la pandemia. Afortunadamente, debido a mi trabajo como líder juvenil en el campus, tengo muchos seguidores en redes sociales. La pandemia me ha hecho impulsar su uso.

También trabajamos con estaciones de radio locales y he hecho varios programas sobre mutilación genital femenina. Esto me ayuda a llegar a miles de personas, incluso a las comunidades rurales y remotas.

¿Cómo afectó COVID-19 las vidas de niñas y mujeres?

La pandemia es un gran desafío para las niñas y mujeres de Kenia. Debido al cierre de las escuelas, las niñas han estado sin clase durante casi un año y han permanecido expuestas a la violencia de género. Afortunadamente, las escuelas han vuelto a abrir, pero en el área donde vivo solo el 50% de las niñas regresarán. El otro 50% están embarazadas o han sido sometidas a la mutilación y dadas en matrimonio. Los padres estaban desesperados porque casi no había trabajo, y muchos decidieron casar a sus hijas para tener menos bocas que alimentar.

La COVID-19 pone en peligro a 2 millones de niñas más de sufrir mutilación. Es muy grave, si puedes apóyalas.

¿Qué estás haciendo para ayudar a estas chicas con la mutilación genital femenina?

 Mi lema es: el conocimiento es poder. Me entristece ver que tantas niñas abandonan la escuela. Por eso no me detendré hasta convencer al mayor número posible de niñas, padres y madres de que continúen con su educación.

Junto con Amref, trabajamos para asegurarnos de que todas las niñas puedan volver a la escuela, estén embarazadas o no. Voy de puerta en puerta para convencer a las niñas y a sus padres. El jefe y los líderes de las aldeas donde trabajo se están sentando con el gobierno local para ver si pueden hacer algo a nivel gubernamental.

¿Cuál es tu sueño?

 Un mundo libre de mutilación genital femenina y una comunidad liderada por niñas que tienen voz.

 Y tú, ¿compartes su sueño?


Mónica, contra la mutilación genital femenina en Tanzania

 

“Tú, como niña, tienes derecho a la educación. Y nadie tiene derecho a mutilarte, no tengas miedo, defiende tus derechos.”

Soy Mónica, una orgullosa masái de Kilindi, Tanzania. Nuestra comunidad tiene una riqueza cultural asombrosa que se ha preservado durante muchos siglos. Me gusta el respeto que tenemos por nuestros mayores, nuestros colores y telas, nuestro idioma… Sin embargo, hay algo que rechazo, y es que aún perdure la práctica de la mutilación genital femenina. Este, entre otros desafíos que enfrenta nuestra comunidad, me llevó a estudiar trabajo social en la universidad.

Mi pasión es mejorar la salud y el bienestar de la comunidad empoderando a las niñas y mujeres jóvenes. Quiero verlas a un nivel superior y no en el nivel en el que están ahora. Sin la educación necesaria es difícil que puedan ser mujeres independientes y seguras de sí mismas.

¿Por qué empezaste a trabajar como campeona por el cambio contra la mutilación genital femenina?

En mi comunidad, la práctica de mutilación genital femenina ha sido muy común. La mutilación y el matrimonio suelen ir de la mano, la mayoría abandona la escuela y son dadas en matrimonio a una edad muy temprana. En realidad, la mutilación justifica el matrimonio sin importar a qué edad. A menudo, las niñas quedan embarazadas y algunas mueren al dar a luz. Empecé a levantar la voz para crear conciencia y romper el tabú.

El camino que tomé no siempre fue fácil. Noté que la comunidad rechazó mis charlas al principio. En Tanzania, cuando desafías la cultura, estás dando en el núcleo del sentido de pertenencia de la comunidad. La gente hablaba a mis espaldas. Dijeron que perdí la cabeza y mi cultura porque fui a la universidad y trataron de asustar a las chicas diciéndoles que les pasaría a ellas si seguían mi camino.

Pero nunca me di por vencida.
Mónica contra la mutilación genital femenina en Tanzania

Mónica campeona por el cambio contra la mutilación genital femenina en Amref Tanzania

Sabía que tenía que empezar con los líderes mayores. Son muy influyentes en la comunidad masái y sabía que tenía que convencerlos primero. Les mostré los resultados de otras comunidades en Tanzania que no realizan la mutilación. Esos pueblos tienen enfermeras, maestras, doctoras, todo porque dejan que sus hijas vayan a la escuela y vayan a la universidad para que puedan convertirse en las mujeres de sus sueños. Les dije que nuestras chicas se quedan atrás.

Cambiar una tradición dentro de una cultura no es algo que ocurra en un día. Conocí a Amref Health Africa y me convertí en una campeona por el cambio contra la mutilación genital femenina.

Gracias a tu apoyo podemos impulsar a personas como Mónica para proteger a las niñas.

¿Cómo afectó la COVID-19 tu zona?

Durante COVID-19 no pude llegar a todas las chicas. No pudimos organizar reuniones, todo el mundo se quedaba en casa, la escuela estaba cerrada. Escuché que muchas chicas pasaron por la mutilación. Esto realmente me dolió, no quiero ver sufrir a las chicas. Recuerdo que estuve llamando por teléfono todo el día. Quería asegurarme de estar en estrecho contacto con todos los ancianos de la aldea para que pudieran informar a su gente sobre los derechos de las niñas. Muchos de ellos me prometieron vigilar de cerca a las chicas. Podía visitar un pueblo en cada viaje para realizar educación puerta a puerta y les di mi número a todos los hogares para que pudieran comunicarse conmigo si tenían algún problema. También recibí muchas llamadas de chicas que tenían miedo de que las mutilaran.

Por suerte para nosotros, el cierre no duró mucho. En la mayoría de los lugares volvimos a la normalidad y las escuelas volvieron a abrir.

La COVID-19 ha aumentado la mutilación genital femenina. Cada año 3 millones la sufren, ahora se suman 2 millones más. Es urgente y tú puedes protegerlas, por favor, súmate a #NiñasSinMiedo.

¿Cómo ha afectado la COVID-19 la vida de las niñas?

Mucha gente se ha visto afectada por la COVID-19. Muchos hombres perdieron sus empleos porque trabajan en la industria del turismo en la isla de Zanzíbar. Los hombres regresaron a casa porque no había nada que hacer y las frustraciones en algunos hogares se estaban agravando. Aumentó el consumo de alcohol y la violencia de género en los hogares. Las niñas estaban en riesgo porque se escapaban de sus casas y luego las violaban en las calles. Fue un desafío controlarlos.

Recientemente, acogí a una niña de 9 años. Ella estaba viviendo en una situación muy peligrosa. Su padre no quería que volviera a la escuela y su hermana ya estaba casada. Estaba haciendo mis visitas a domicilio cuando ella vino a verme y me preguntó si podía ayudarla. Organicé una intervención y hablé con el padre y lo convencí de que enviara a su hija a la escuela. Le expliqué que necesita educación para poder hacer algo con su vida. Parecía que no podía convencerlo, así que le propuse acoger a la chica y él lo aprobó. Ella es una buena estudiante de quinto curso y lo está haciendo muy bien.

¿Qué te inspira?

Mis compañeras, las campeonas contra la mutilación. Son tan inspiradoras. Han hecho tanto. Especialmente una mujer masái de Kenia llamada Nice Nailantei, que es una verdadera definición de modelo a seguir. Lleva muchos años trabajando y ha logrado mucho. Ella siempre me inspira a hacer más, dar más y nunca rendirme.

 Tiene un lugar seguro para las niñas llamado Nice place (un hogar seguro para las niñas que huyen de la mutilación genital femenina). Deseo tener algo así para nuestras chicas en Kilindi.

¿Cuál es tu sueño?

Sueño con un mundo sin dolor y sin mutilación genital femenina. Deseo que las niñas de Tanzania se conviertan en maestras, doctoras, enfermeras, ingenieros, pilotos. Pueden convertirse en todo lo que quieran. No solo casarse a los 15 años.

Por favor, si compartes su sueño, súmate a #NiñasSinMiedo y ayúdanos a hacerlo posible con un donativo.

 ¿Cuál es su mensaje para las niñas de todo el mundo?

 Alcemos nuestra voz por la educación.

Tú, como niña, tienes derecho a la educación. Y nadie tiene derecho a mutilarte, no tengas miedo, defiende tus derechos.

11
Ene

Oferta de prácticas Marketing Digital

En Amref estamos buscando a una persona con conocimientos de SEO/SEM que nos ayude con el grant de google, mejoras de SEO en la web, la generación de contenido para nuestro blog y la difusión en redes sociales. Buscamos frescura y ganas de seguir mejorando, que sea una o un apasionado de internet, el marketing y las nuevas tecnologías. Se incorporará en el departamento de Comunicación y Fundraising y trabajará de forma directa con las dos personas que lo conforman.

Más información en este enlace: Perfil prácticas SEO_SEM_Amref Salud África

Si te interesa, manda un mail a comunicacion@amref.es con el asunto «prácticas Marketing Digital» tu CV y carta de presentación. Imprescindible poder realizar convenio con el centro de estudios.

Fecha límite de recepción de candidaturas: jueves 11 de febrero

11
Ene

Términos de referencia: diseño web del portal de Amref Salud África

En Amref Salud África buscamos a una agencia o un freelance de diseño web que realice las tareas de re-diseño de la plataforma web y se coordine con el Departamento de Comunicación y Fundraising de la entidad en la actualización periódica del diseño, menús, secciones, formularios y funneles siempre que sea necesario, además de apoyar en las dudas que puedan ir surgiendo conforme se realizan actualización de contenidos web y el cuidado del SEO.

Puedes consultar los términos de referencia completos en este enlace: Términos de referencia diseño web del portal de Amref Salud África.

Los interesados pueden enviar su propuesta a comunicacion@amref.es con el asunto «términos de referencia web Amref Salud África»

Fecha límite de recepción de candidaturas: lunes 25 de enero.

 

Amref_Flying_Doctors_COVID19_Evacuacion_cámara_aislamiento
16
Nov

Doble evacuación de pacientes COVID-19

La evacuación y traslado de pacientes con COVID-19 es clave en África. Los compañeros de Amref Flying Doctors trasladaron a una madre y su hijo de 4 años enfermos de COVID-19 desde las Islas Comoras, situadas en el Océano Índico, a Nairobi (Kenia), para que puedan recibir la atención médica que necesitan. «Fue una excelente oportunidad de aprendizaje para el equipo», afirma el Dr. Joseph Lelo, Director Médico de Amref Flying Doctors.

Desde el inicio de la pandemia, los Flying Doctors de Amref han recorrido más de 80.000 millas evacuando a pacientes de COVID-19. Tras haber adquirido en primavera dos cámaras de aislamiento para transporte, han realizado la evacuación de 55 pacientes de COVID-19 y 506 vuelos de evacuación médica. Puedes apoyar más trasladados sanitarios haciéndote socio y salvar las vidas de quienes más lo necesitan.

 

Un doble reto

Sin embargo, esta operación es la primera doble evacuación de pacientes de COVID-19 en aislamiento que Amref realiza, con los retos logísticos que eso supone. «La planificación fue clave», añade el Dr. Lelo. La corta edad del niño, las condiciones climáticas y el tiempo límite de viaje agregaron más dificultad a la evacuación.

Doble_evacuación_pacientes_covid19

«El equipo de la evacuación se aseguró de transportar y almacenar el oxígeno de forma segura a bordo del avión, verificó los medicamentos disponibles teniendo en cuenta las dosis pediátricas que podría necesitar el niño, y revisó las rutas para no tener demasiado retraso«, continúa el Dr. Lelo. Trabajamos para asegurar que todos los africanos tengan acceso a una sanidad de calidad, sin importar donde estén. Tú puedes hacerlo posible.

Amref Flying Doctors ha prestado apoyo logístico al Ministerio de Sanidad de Kenia mediante la evacuación de pacientes de COVID-19. «Con una formación adecuada y el apoyo de socios como la fundación ISTAT, hemos liderado operaciones seguras en un entorno muy complejo y exigente» concluye el Dr. Lelo.

La Fundación ISTAT (Sociedad Internacional de Aviones de Transporte y Comercio, por sus siglas en inglés), apoya a Amref Flying Doctors desde julio de 2020 mediante una subvención de 70.000 dólares. La contribución se destina a evacuaciones aéreas de pacientes de COVID-19.

Ayúdanos a proteger a las y los más vulnerables de COVID-19 en África.