913102786
Infancia y Mujer

 

Una comunidad sana la conforman familias sanas. El trabajo de Amref en materia de salud familiar incluye: salud sexual y reproductiva, salud materno-infantil y educación familiar.

Las tasas más altas de mortalidad infantil a nivel mundial están en África, donde 1 de cada 9 niños y bebés muere antes de los cinco años de edad, una tasa 16 veces superior a las regiones desarrolladas, donde es 1 de cada 152. Durante el embarazo y el parto mujeres africanas se ven afectadas por riesgos fácilmente evitables que pueden perjudicar a su salud o conducir al aborto: complicaciones durante el embarazo, desprendimiento de la placenta, falta de control gestacional, desgarros durante el parto, endometritis puerperal, dificultad para dar a luz a causa de la mutilación genital femenina, hemorragias, infecciones durante el embarazo etc.

Muchas mujeres africanas no pueden hacerse ecografías ni otras pruebas de atención pre-natal y post-natal (amiocentésis, test de diabetes gestacional, monitorización fetal y otros test). Además, debido a la falta de supervisión de enfermeras o matronas cualificadas durante el parto, pequeñas complicaciones que en España no suponen más que un contratiempo pueden marcar de por vida a las mujeres de las comunidades donde trabajamos.

Un sencillo ejemplo de esta situación es la fístula vesico-vaginal, un desgarro de la zona vaginal o rectal muy común durante el parto. Dicho desgarro se puede coser con una sencilla intervención, pero en ciertas zonas de África no es posible debido a la falta de recursos, y las mujeres deben sufrir sus consecuencias físicas (incontinencia, malos olores), emocionales (baja autoestima, vergüenza) y sociales (rechazo por parte de la comunidad, se cree que las mujeres que sufren fístula son brujas y se repudian.)

Una de las iniciativas recientemente impulsada en esta área es la campaña “Stand Up for African Mothers”, centrada en la formación de matronas africanas que atiendan a las madres, disminuyendo así la intolerable mortalidad materno-infantil producida por causas evitables. Las matronas africanas trabajan en las comunidades junto a las parteras tradicionales, fortaleciendo los sistemas sanitarios locales y los servicios de ginecología, obstetricia y tocología para garantizar una mejor calidad de vida a las mujeres embarazadas y a sus bebés.

 

Proyectos