913102786
Malaria

mosquitera

 

La malaria, también llamada paludismo, es la enfermedad parasitaria más importante del mundo. Se transmite por la picadura del mosquito anófeles (o anopheles) y aunque es prevenible y curable, si no se trata a tiempo resulta mortal. Es especialmente peligrosa si afecta a tercera edad, infancia o mujeres embarazadas. Hay cuatro tipos de malaria en humanos: plasmodium falciparum, plasmodium vivax, plasmodium malariae y plasmodium ovale. Se suele contraer en países tropicales y sus síntomas son fiebre, naúseas, escalofríos, convulsiones, dolor de cabeza o dolor muscular, entre otros.

Las estadísticas de malaria han mejorado en los últimos años: entre 2010 y 2015 la enfermedad se ha reducido un 21% y sus muertes un 29% a nivel mundial (un 31% en África). A pesar de esta mejora, según el Wolrd Malaria Report 2017, en todo el mundo se registraron 216 millones de casos de malaria, en comparación con los 237 millones de casos de 2010. La mayoría de los casos (91%) suceden en África Subsahariana, y afectan especialmente a la población infantil. Se estima que en 2015 más de 300.000 niños y niñas menores de cinco años murieron a causa de la malaria. De esos fallecimientos, 292.000 ocurrieron en África.

Todavía no se ha desarrollado una vacuna contra la malaria que sea completamente eficaz. Ha habido algunas tentativas que no han sido del todo fructuosas, y actualmente hay ensayos para su mejora. La OMS ha anunciado recientemente que aplicará una campaña piloto de vacunación en tres países de África con una vacuna que se llamará Mosquirix. A falta de inmunización, las acciones para controlar el contagio y la transmisión de la malaria se centran en el reparto e instalación de mosquiteras impregnadas con insecticida y la sensibilización a la población de la importancia de hacerse el test de diagnóstico rápido a tiempo.

Amref está comprometida con fortalecer los sistemas sanitarios en la lucha contra la malaria asociándose con los ministerios de salud de cada país donde trabajamos, los donantes y las comunidades. En colaboración con la OMS, realizamos programas de formación de personal sanitario en gestión de los casos de paludismo, mejora de los procedimientos de diagnóstico y promoción de los test rápidos de malaria.

 

Proyectos