18
Feb

Rompiendo el silencio: Mary Eiria educa a las niñas en higiene menstrual

 

Mary Eiria se preocupó cuando vio a sus estudiantes escarbar alrededor de la basura o romper telas viejas para hacerse compresas caseras.

En la región de Lorroki, en el condado de Samburu (Kenia), muchas escuelas no tienen inodoros, agua limpia y jabón, necesarios para una buena higiene menstrual. Algunas de las chicas sin acceso a compresas o tampones evitan ir a la escuela durante los días de regla y se quedan en casa por vergüenza para evitar sentirse sucias durante esos días, lo que afecta a su desarrollo académico.

Mediante nuestro proyecto de agua y nutrición de Kenia, financiado por la Junta de Castilla y León, Amref donó un tanque de agua en la escuela primaria de Baawa, donde trabaja Mary. El acceso al agua cobra una importancia primordial en la higiene menstrual. Muchas chicas usan compresas reutilizables y tener agua al alcance es esencial para poderlas lavar y dejarlas preparadas para su siguiente uso.

Así pues, Mary vio una oportunidad en esa donación. Una oportunidad para romper el tabú de la menstruación entre sus alumnas.

Creó un grupo de trabajo con las alumnas de la escuela sobre la regla, donde les enseña cómo gestionar los días de menstruación mediante la higiene. Gracias a ese espacio, las chicas van cogiendo confianza y entendiendo que la menstruación es una cosa normal y forma parte de la vida. También aprenden que los dolores menstruales son algo común, reciben trucos sobre cómo manejarlos y monitorizan su menstruación mediante un calendario.

Gracias al trabajo de Mary, ahora las chicas van a clase todos los días del mes sin miedo a ser estigmatizadas.

Llevar agua a las comunidades tiene beneficios indirectos como estos. La nutrición o el empoderamiento femenino son algunos ejemplos de estos beneficios.

Publica un comentario