Skip links
Menú
Amref-logo

Salud Materno infantil

Salud materno infantil, derecho a partos seguros y a un comienzo saludable en la vida

Esta es la realidad para cerca de 19 millones de mujeres. La falta de atención puede ser fatal y 800 pierden la vida cada día por complicaciones en el parto. Las causas principales son la larga distancia a los escasos centros de salud, el coste del partola falta de profesionales y los embarazos adolescentes

Cada año, cerca de 200.000 mujeres que viven en comunidades de escasos recursos mueren por problemas derivados del parto.

Aumentamos el número de matronas y las becamos, para que tengan la mejor formación en servicios de atención al embarazo, al parto y en primera infancia.

Trabajamos impulsando la telemedicina para que las mamás tengan la mejor atención incluso en comunidades remotas. Dotamos de material a los centros de salud para el seguimiento de las mamás y las pruebas diagnósticas.

Ponemos en marcha centros ambulatorios en asentamientos informales.

Ofrecemos educación sobre salud reproductiva en las escuelas y a través de comités de salud sexual para evitar los embarazos adolescentes y hacer posible que las niñas puedan continuar con sus estudios.

Ponemos en marcha servicios de ambulancia en zonas con restricciones al movimiento, para que las madres lleguen al hospital seguras.

Partos seguros y formación de matronas en África

Partos seguros para madres y bebés

Formación de personal sanitario por la salud materno infantil

Debido a la falta de supervisión de enfermeras o matronas durante el parto, y a la carencia de pruebas de atención prenatal o postnatal (ecografías, test de diabetes gestacional, monitorización fetal, etc.), complicaciones que en España podrían considerarse como un simple contratiempo, llegan a ser decisivas en la vida de estas mujeres.


La evidencia nos muestra que los países con una alta proporción de partos asistidos por personal cualificado y acreditado, tienen bajas tasas de mortalidad materna y de abortos.

Stand Up for África Mothers

En 2015 se puso en marcha la campaña “Stand Up for African Mothers” centrada en la formación de matronas africanas para atender a las mujeres embarazadas antes, durante y después del parto y proporcionarles la atención sanitaria que necesitan. Las matronas africanas trabajan en las comunidades junto a las parteras tradicionales, fortaleciendo los sistemas sanitarios locales, garantizando una mejor calidad de vida a las mujeres embarazadas y a sus bebés y, sobre todo, reduciendo muertes y complicaciones evitables.


Utilizamos diversos métodos para capacitar a las matronas que incluyen desde la enseñanza tradicional en el aula, hasta métodos más innovadores como e-Learning y m-Learning. Este último ofrece programas de capacitación a través de telefonía móvil.

Desde entonces hemos formado a 20.000 matronas en 13 países africanos.

El impacto de las matronas en la salud materno infantil en África

Una matrona puede brindar atención y educación sanitaria a 500 madres al año.

Preparamos a las matronas para que también ofrezcan servicios educativos sobre derechos reproductivos y planificación familiar a las mujeres y sus parejas, para que puedan contar con información a la hora de tomar decisiones sobre su salud reproductiva.

Embarazos adolescentes

Prevenir el embarazo en la adolescencia, evitar la mutilación genital femenina o el matrimonio infantil

Amref Salud África ofrece educación a niñas y niños sobre salud reproductiva, lo que les facilita la toma de decisiones e incluso les permite compartir esta información con otros jóvenes de su comunidad y sus familias.

También lucha por poner fin a la Mutilación Genital Femenina y al matrimonio infantil, de manera que se garantice a las niñas el acceso a una educación y puedan continuar su aprendizaje en las escuelas.

En los contextos en los que la mutilación se da en menores e incluso lactantes trabajamos con el personal sanitario para que puedan sensibilizar a las familias y alertar sobre la ilegalidad de la práctica en la mayoría de los países en los que trabajamos. También impulsamos planes para que los profesionales sanitarios puedan trabajar de la mano con los servicios nacionales de protección de las niñas para evitar la mutilación genital femenina. También obtienen formación para poder tratar a las víctimas y puedan apoyarse en otras instituciones derivando los casos para que las menores reciban el apoyo psicosocial que necesitan.

Niñas y mujeres sanas y seguras durante toda su vida.

Ayúdanos a protegerlas

Salud infantil en África

Salud infantil

Niñas y niños merecen un comienzo saludable en la vida

Casi la mitad de las muertes infantiles en el mundo se dan en África Subsahariana. Cerca del 90% de estas muertes se podrían evitar si hubiera acceso a servicios sanitarios de calidad.  

Formamos a los profesionales de la salud, garantizamos las revisiones periódicas de los menores de 5 años y las campañas de vacunación, dotamos de medios a los centros ambulatorios, garantizamos las campañas nutricionales y llevamos agua y saneamiento a comunidades escuelas y centros de salud.

Desde Amref Salud África hemos mejorado la vida de más de 100 millones de personas, de ellas 80 millones son mujeres y niños.

Se estima que el 40% de las muertes de niños menores de cinco años en Kenia son por causa de asfixia durante el parto. Además, muchos problemas de salud y de discapacidad en estos niños derivan de la falta de oxígeno al nacer como consecuencia de complicaciones y falta de asistencia en el parto. 

Amref Salud África está desarrollando, con la colaboración de la fundación Johnson & Johnson y la Academia Americana de Pediatría, un programa de reanimación para los recién nacidos que permitirá reducir las muertes y los problemas de los bebés, además de formar a especialistas para que presten una atención de calidad en el hospital de Kenia. 

En Amref Salud África trabajamos desde hace más de 64 años en estrecha colaboración con los gobiernos nacionales, regionales y las comunidades. Se trata de escuchar y acercar a todas las partes implicadas, porque sabemos que solo desde dentro, con ellos y para ellos se podrá lograr un fortalecimiento de los sistemas de salud que nos permita alcanzar en 2030 la tan necesaria cobertura sanitaria universal.

Todo niño merece tener un comienzo saludable en la vida. Desafortunadamente, cada año, millones de padres pierden a sus hijos a causa de enfermedades prevenibles porque no tienen acceso a la atención sanitaria que necesitan o a las campañas de vacunación. 

La mayoría de estas muertes ocurren en los países de ingresos bajos y medianos y son particularmente altas en las áreas rurales. Los países de bajos ingresos de África Subsahariana tienen una proporción significativa de niños que no acceden a los servicios de salud esenciales. Del mismo modo, las mujeres embarazadas no completan las visitas de atención prenatal y posnatal recomendadas. Los partos se siguen dando fuera de los centros de salud y por parteras no cualificadas. 

El acceso a un parto asistido por profesionales, los cuidados posnatales, la lactancia materna y una nutrición adecuada, la vacunación, y el tratamiento de las enfermedades comunes en la infancia pueden salvar la vida de millones de niños. Los niños que sufren desnutrición, en particular los que padecen desnutrición aguda severa, corren mayor riesgo de defunción por enfermedades comunes de la infancia tales como la diarrea, la neumonía y el paludismo. Los factores relacionados con la nutrición influyen aproximadamente en el 45% de las defunciones de niños menores de cinco años.

Permitir que los niños pequeños alcancen su pleno potencial de desarrollo y que las madres accedan a una atención médica de calidad es un derecho humano y un requisito esencial para el desarrollo sostenible. Dada la importancia fundamental de permitir que los niños tengan el mejor comienzo en la vida y que las mujeres tengan acceso a atención médica de calidad durante el embarazo y el parto, el sector de la salud, entre otros sectores, tiene un papel y una responsabilidad clave en el desarrollo de la primera infancia.

Las muertes infantiles tempranas se pueden prevenir y las enfermedades se pueden tratar con intervenciones sencillas y asequibles, que incluyen inmunización a través de las campañas de vacunación, nutrición adecuada, agua y alimentos seguros y atención adecuada por parte de un proveedor de salud capacitado cuando sea necesario.

Esto se complementa con la disponibilidad de medicamentos, suministros y equipos esenciales y sistemas de derivación. Además, es imperativo crear una comunidad que sea dueña de su salud. Esto puede ser posible a través del compromiso de los actores estatales en el fortalecimiento del sistema de salud, la colaboración y las alianzas con actores no estatales y la elaboración de compromisos comunitarios específicos del contexto.

Este es el enfoque que aplicamos para fortalecer los sistemas de salud, formando a profesionales, mejorando la infraestructura y dotando a los centros de salud nacionales para que puedan hacer frente de forma sostenible a los grandes desafíos por la salud infantil. También utilizamos la tecnología para garantizar que las revisiones periódicas de salud de los niños, sus vacunas y las revisiones de su estado nutricional son monitoreadas, así como su calendario de vacunación, y compartidas con los sistemas de salud nacionales, incluso en las comunidades más remotas.

Desde Amref Salud África hemos mejorado la vida de más de 100 millones de personas, de ellas 80 millones son mujeres y niños.

Noticias y prensa

|